blog > publicación
August 2017 - Categoría: Artículo de Gestión

¿Cuando es el mejor momento para sustituir una máquina?

La adquisición de un equipo nuevo es una señal positiva para la empresa. Esto representa crecimiento, productividad y eficiencia operacional. Lo que no se debe olvidar es que en la medida que transcurre el tiempo, cada vez se hace más costosa la operación de un equipo. Para no perder eficiencia, es importante sustituirlo por un equipo nuevo en el momento preciso.

La sustitución de un equipo es una decisión netamente económica. Operacionalmente hay un instante en la vida útil del equipo en el cual los costos totales son los mínimos. No es antes ni después donde es conveniente dar de baja el activo y reemplazarlo por otra unidad. Lo que importa finalmente, es manejar bajos costos de operación para así aumentar la rentabilidad de la empresa.

Las principales razones de sustitución de un activo corresponden a:


  • Condiciones funcionales no satisfactorias: Estas pueden causadas por deterioro, incapacidad técnica o incumplimiento de condiciones de seguridad, capacidad o calidad.

  • Antieconómico: Con el transcurso del tiempo o el avance de la tecnología, el equipo pierde su condición de ser económicamente eficiente y existen otras unidades que lo superan.



En el caso que se efectúe una sustitución anticipada de un activo, esto ocasionará una presión de capital para la compañía. Generando una disminución de liquidez o aumento del nivel de endeudamiento de la empresa.

El reemplazo retrasado genera que los costos de operación aumenten -vía costos de producción, downtime o ineficiencia y costo de mantenimiento- y baje la rentabilidad de la empresa. Esto traerá como consecuencia una pérdida de competitividad que afectará tanto a la empresa que compite por liderazgo en costos como a la empresa que compite por diferenciación y servicio.

Para toda empresa productiva intensiva en activos, recomendamos establecer su política de sustitución de activos. El Director o Gerente de Mantenimiento debe tener como objetivo establecer la política de reemplazo para cada uno de los activos. Esto se necesita dado que los valores económicos para definir la política varía según el tipo de equipo y las condiciones del mercado. Las principales variables a considerar para definir la política de un equipo son:

  • Recuperación anual de capital.

  • Valor anual del equipo.

  • Valor futuro del equipo.

  • Costo de operación anual.



Por nuestra experiencia, es muy común ver en el mercado empresas que utilizan la misma política de sustitución para todos sus equipos (por ejemplo cada 4 años). Esta es una política simple y práctica de utilizar, sobretodo cuando se poseen equipos de distinto tipo. No obstante, desde el punto de vista económico esta política posee una gran desventaja, ya que no reconoce que la tasa de recuperación de capital, costos de mantenimiento, valor futuro y costo de operación son distintos entre ellos.

Cuéntanos tu experiencia, comentarios y dudas a miguel@maquinariasonline.com

 

Comentarios:

No hay comentarios asociados a la publicación

Para publicar tu comentario debes

 

Top