blog > publicación
June 2017 - Categoría: Artículo

4 Útiles Consejos para Arrendar el Minicargador Adecuado

Los minicargadores son los equipos más comunes, los podemos ver a diario en operación. Todas las grandes marcas poseen este equipo y los podemos encontrar con distintas configuraciones de potencia, cilindrada, balde, cabina, equipamiento y potencia hidráulica. ¿Cómo elegir el minicargador adecuado para el trabajo? Aquí te entregamos 4 útiles consejos para la selección de tu equipo.

1. Observa el área y entorno de trabajo


El equipo que elijas para tu trabajo, se desplazará en un entorno y terreno que es determinante del funcionamiento de este. La condición de desplazamiento impactará en la productividad del equipo y el cumplimiento de tus plazos u objetivos productivos.
Verifica el tipo de terreno por el cual se desplazará el minicargador. En el caso de tener un terreno rugoso, suelto o con mucho barro, necesitarás elegir un equipo con tracción 4x4. En los casos que el terreno está compactado o es de fácil desplazamiento, un equipo con tracción simple 4x2 será suficiente.

2. Relación peso-potencia


Al igual que en tu automóvil, la relación peso potencia que disponen los minicargadores es una variable que siempre hay que observar.

Todos los fabricantes de estos equipos, diseñan y fabrican sus equipos con configuraciones distintas de peso en orden de trabajo (kg) y potencia (kW). Te será útil comparar la relación peso-potencia entre las alternativas de minicargador que tienes para arrendar. Esta indicador es muy simple de entender. Básicamente expresa cuanta potencia por kilogramo tiene el equipo. Para este cálculo utiliza la potencia máxima al volante medida en kW y el peso de orden de trabajo (kg). Siempre el equipo con mayor relación peso-potencia (kg/kW) te brindará una mejor operación y productividad.

3. Verifica la capacidad de operación del equipo


Cada modelo de minicargador está diseñado para manipular una capacidad de operación (kg) máxima. Esto representa los kilogramos que puede cargar el minicargador en su balde o cucharón.

El equipo está diseñado por el fabricante para una capacidad de carga específica. Aquí se conjuga la potencia del sistema hidráulico y el peso del equipo. Cuando se carga el minicargador por sobre la carga nominal, mecánicamente se rompe el  equilibrio de diseño y es posible que se voltee el equipo.

Nunca se debe exceder la capacidad de operación ni de equilibrio, pone en riesgo la seguridad e integridad del operador.

4. Pregunta por el cucharón o balde


Otro elemento esencial al momento de elegir un minicargador, es revisar cual es el balde que posee instalado. Por un lado, existen cucharones para uso de material liviano, uso general y heavy duty. El uso incorrecto del balde impactará en un desgaste prematuro del mismo.

Por otro lado, todos los cucharones poseen un volumen (m^3), habitualmente se conoce como capacidad nominal del cucharón. Es aquí donde se conjuga el volumen del balde con el tipo de material a cargar y la capacidad de operación del equipo.

Todos los materiales a granel poseen pesos específicos distintos. Hay notorias diferencias en el peso específico entre la tierra seca (1.330 kg/m^3), tierra húmeda (1.800 kg/m^3) y la tierra saturada de agua (2.100 kg/m^3). Aconsejamos revisar cual es el peso específico del material a cargar y verificar que el balde completamente cargado no supere la capacidad de operación del equipo.


Como vemos, para elegir adecuadamente un minicargador hay 4 elementos básicos que hay que considerar para la elección del equipo. Existen otras características como el tipo de cabina (abierta o cerrada), tipo de neumático, equipamiento de seguridad, etc. Lo relevante es que estas 4 variables son las esenciales para considerar.

 

Comentarios:

No hay comentarios asociados a la publicación

Para publicar tu comentario debes

 

Top